El pasado 10 de enero Vodafone confirmaba la puesta en marcha de un nuevo Expediente de Regulación de Empleo que afecta a 1200 trabajadores. No es el primer ERE al que se tiene que enfrentar la plantilla, en los últimos 6 años ha habido un total de 3 expedientes similares que han golpeado a un total de 3100 trabajadores.
Es realmente escandaloso que una empresa con beneficios multimillonarios plantee ahora el despido del 23% de su plantilla en el Estado Español.


El plan propuesto por la empresa en la mesa de negociación, es un insulto a los trabajadores en todos los aspectos. Plantea prejubilaciones para los mayores de 56 años con 10 años de antigüedad en la empresa y aplicar la parte más dura de la reforma laboral para el resto de la plantilla con indemnizaciones de 32 días por año trabajado y un máximo de 20 mensualidades.


La lucha debe ser contundente

En estas condiciones es más necesario que nunca plantear un plan serio de lucha en todo el estado, celebrar asambleas democráticas en cada centro donde los trabajadores puedan opinar y tomar decisiones sobre los pasos a seguir y las medidas a llevar a cabo, solo así haremos retroceder a la empresa y derrotar sus planes.
En ese sentido desde Izquierda Revolucionaria pensamos que es absolutamente insuficiente el plan de movilizaciones presentado por los sindicatos de Vodafone.
 
Con paros aislados de una o varias horas en días separados, no se genera la fuerza suficiente para tumbar el plan y se está muy lejos de animar a luchar a la plantilla. El primer paso en este plan de lucha debería ser el de convocar inmediatamente una huelga general en Vodafone de todo el estado, como mínimo de 48 horas.

Es imprescindible dar una muestra clara de que las organizaciones sindicales están dispuestas a llegar hasta el final, con decisión y sin concesiones, en la defensa de todos los puestos de trabajo. Este primer envite mostraría claramente a la empresa que si quiere imponer sus planes, tendrá que doblegar la firme voluntad de lucha de los trabajadores, a la vez que lanzaría una clara señal a todos los trabajadores de que esta vez las organizaciones sindicales si van a estar a la altura de las circunstancias, algo que indudablemente infundirá confianza a la plantilla para afrontar la lucha.

La disposición a la lucha de los trabajadores es clara, hay que aprovecharla, encauzarla y utilizarla para defender los puestos de trabajo.
El siguiente paso en la lucha debería ser el de coordinar las movilizaciones con los trabajadores de los distintos sectores y empresas que se enfrentan en estos momentos también a planes de despido como Alcoa, CaixaBank, Ford, Cemex, etc.

2019 ha comenzado con más de 8000 trabajadores enfrentándose a despidos. Es necesario obligar a las direcciones confederales de CCOO y UGT para que dejen de mirar a otro lado, y organicen la lucha en defensa de los puestos de trabajo.
Tenemos fuerza suficiente para tumbar los planes de la patronal mediante la movilización masiva, unificando todas las luchas para forzar a las empresas a retirar unos planes de despido que solo buscan incrementar la explotación laboral a la que los trabajadores estamos sometidos.

¡No al ERE! ¡El puesto de trabajo no se vende, se defiende!
¡Huelga general en Vodafone, ya!


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales