¡Exijamos lo que es nuestro!
El pasado 20 de junio los trabajadores y trabajadoras de la empresa RODINSA celebramos asamblea para debatir la falta de medidas de seguridad laboral en la empresa y exigir a esta que cumpla con sus obligaciones. En esa asamblea pudimos ver la cantidad de derechos que están siendo vulnerados en este y otros aspectos: condiciones de salud que hacen dudar sean las correctas, secciones con temperaturas excesivamente elevadas, productos que no sabemos cuál es el alcance de su toxicidad, etc. Aunque nos dicen que está todo controlado, se niegan a proporcionar la documentación que lo demuestre y una simple reunión de riesgos se convierte en un ataque.
 
Por parte de la empresa, simplemente se dice individualmente que todo está bien, pero nosotros/as comprobamos dia tras dia como nuestra salud va a peor. Si todo está bien, como ellos dicen ¿por qué las inspecciones las contratan y controlan ellos y los resultados no los conocemos los trabajadores? Aunque el cobro de tóxicos y penosos no soluciona el problema, ese concepto ni siquiera ha sido estudiado para reflejarlo en la nómina. ¿Cómo puede ser que hace pocos años habia algunos compañeros que lo cobraran y desapareciera de un dia para otro?

En los últimos años hemos podido comprobar estos retrocesos e incumplimientos por parte de la empresa en algo tan importante como la seguridad, que afecta a nuestra propia vida. Además hemos ido perdiendo bienestar en el trabajo, convirtiéndose en un lugar cada vez más desagradable. Lo cual afecta también a nuestros derechos y nuestra salud.
 
Perdimos el derecho al descanso que recoge el Estatuto de los Trabajadores (ET) ya que el cuarto de hora mínimo que marca la ley, pasó a ser a cargo nuestro; siendo solo el tiempo de trabajo efectivo 7h45', perdiendo dias de descanso en el calendario al no computar por 8h.

El descanso de fin de semana se ve mermado por los turnos de horas extras que hay cada semana y bajo la amenaza: “si no lo haces tu, ya sabes lo que hay...” Los sueldos sólo son lo que marca el convenio, sin incentivos y sin forma de negociar, ya que la empresa se cierra en banda alegando falta de dinero. Y no porque los trabajadores y trabajadoras no cumplamos con nuestras obligaciones. La empresa alega la perdida de facturación, pero los trabajadores consideramos que es más bien por una mala gestión.

La respuesta de la empresa, cuando un trabajador exige lo que le corresponde, son despidos, o amenazas de despido, para enviar el mensaje de que aqui tambien se echa al personal y coartar a la plantilla para tenernos bajo control. O favores paternalistas que, además de intentar separar a la plantilla, vemos como tampoco se cumplen. Son meras excusas para callar al personal pero que no llegan y, si se hace algun “favor”, en la mayoria de los casos se trata de derechos que está obligada a cumplir  y la empresa vende como favores. Además de que luego se cobran  ya que te recuerdan lo que, según ellos, hicieron en su dia.

Esta política de intentar mantener divididos a los trabajadores con amenazas, maniobras y engaños por parte del empresario que solo piensa en los beneficios a costa de lo que haga falta, ha llegado al limite cuando la plantilla ha decidido unirse para luchar y recuperar derechos y sobretodo unas condiciones de salud optimas. Lo que ha desatado la unión ha sido el intento de sabotaje por parte de la dirección a una asamblea informativa de trabajadores/as. Esta desautorización por parte de la empresa,  además sin dar argumentos, consiguió que los/as trabajadores/as se preguntaran que escondian, por qué tenian tanto miedo a que nos reunieramos. El miedo era que se conociera que podiamos estar expuestos/as a fibras de amianto, que pudieran salir a la luz más quejas y sobre todo, que nos uniéramos.

Después de dos asambleas se decidió por mayoria convocar una huelga para exigir seguridad, a lo que la empresa ha respondido intentando disuadir individualmente a la plantilla con palmaditas en la espalda y victimizandose, apelando asi a su buena voluntad.

Hoy martes 9 de julio tenemos un intento de mediación en el que se expondrá la situación y se exigiran compromisos reales cuyo cumplimiento será seguido bajo una plantilla cansada de ser explotada.

Aunque el empresario está intentando volver a instaurar el miedo y quiere disuadir a la plantilla hablando individualmente con diferentes trabajadores, enviando el mensaje de que es un ataque personal hacia la dirección, los y las trabajadoras quieren luchar, han visto que unidos/as somos más fuertes y que hay que seguir hasta el final para defender nuestros derechos.

Por nuestra seguridad y nuestros derechos exigimos:

-Estudio completo de nuestra salud, no una simple revisión rutinaria que no analiza los riesgos en los puestos de trabajo y ni se realiza en el       entorno adecuado.

-Inspección independiente de las zonas y puestos de trabajo en las horas de producción, no en horas en que hay poca o nada de actividad.

-Recuperación del cómputo de 8h para el calendario, pasando a ser el tiempo de descanso tiempo efectivo de trabajo.

-El estudio y cobro de tóxicos y penosos.

-Fuera los pluses absorbibles de donde salen las subidas de convenio, que los pluses sean fijos y mejoras salariales.
 
 
 
 
 

banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo