A continuación publicamos dos artículos de interés aparecidos en público.es sobre el fraude fiscal y la evasión de impuestos. Una muestra más del cinismo de todos aquellos que mientras predican austeridad y recortes sociales para los demás se dedican a estafarnos y a engordar sus cuentas bancarias.

La lista Falciani pone al descubierto que el HSBC tenía 2.694 clientes españoles (9/02/15) | HSBC, el banco de la 'lista Falciani', también fue el preferido del PP (11/02/15)

La lista Falciani pone al descubierto que el HSBC tenía 2.694 clientes españoles

Una investigación coordinada por 'Le Monde' y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sitúa a España en el duodécimo puesto en la lista de clientes del banco de Ginebra. La familia Botín y el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso comparten protagonismo con Tina Turner, Elle MacPherson, Valentino Rossi y el rey de Jordania.

Público.es – 9/02/2015

La rama suiza del banco británico HSBC ayudó a numerosos clientes europeos, entre ellos a 2.694 españoles, a evadir impuestos y esconder millones de dólares en bienes, asesorándoles sobre cómo evitar a las autoridades fiscales en cada país, según han revelado varios medios internacionales.

Los nombres son los que aparecen en la famosa Lista Falciani. Los nombres de la lista han sido revelados gracias a una investigación coordinada por Le Monde y el ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) y entre ellos figuran 2.694 clientes españoles, entre los que se encuentra la familia Botín y Fernando Alonso. De hecho, España ocupa el puesto número 12 en la lista de clientes del banco de Ginebra, por detrás de Gran Bretaña, Brasil, Estados Unidos, Italia y Francia, entre otros. Los clientes españoles tenían 1.800 millones de euros en dinero opaco en Suiza, según el confidencial.com. Los documentos, que cubren el periodo entre 2005 y 2007, suponen la mayor filtración bancaria en la historia. En la lista de clientes se encuentran personajes tan conocidos como Elle MacPherson, David Bowie, Tina Turner, Valentino Rossi, el rey de Jordania y el rey de Marruecos.

La investigación demuestra, por ejemplo, que los Botín "utilizaron una verdadera telaraña de sociedades para esconder al máximo quién era el propietario real del dinero, la mayoría de las cuales están domiciliadas en los paraísos fiscales de Panamá y las Islas Vírgenes Británicas del Caribe (concretamente la isla de Tórtola), que a su vez figuran a nombre de numerosos testaferros", informa El Confidencial.

La sociedad más importante de la trama era North Star. A ese nombre figuraban los cinco números de cuenta que los autos del juez Andreu atribuyen a Emilio Botín, fallecido el pasado mes de septiembre. "Esta firma estaba domiciliada en Panamá y fue disuelta el 19 de mayo de 2011, es decir, un mes antes de la imputación de la familia", sigue el diario digital.

Los documentos obtenidos por The Guardian, Le Monde, BBC y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación muestran que la rama suiza del banco permitió a los clientes retirar dinero en efectivo, en ocasiones en moneda extranjera no usada en el país, creó sistemas para permitir a algunos clientes evadir impuestos, se confabuló con algunos clientes para esconder cuentas negras no declaradas a las autoridades fiscales nacionales y abrió cuentas a criminales internacionales, empresarios corruptos y otros individuos de riesgo.

Los documentos, que cubren el periodo entre 2005 y 2007, suponen la mayor filtración bancaria en la historia, sacando a la luz alrededor de 30.000 cuentas, con un valor total de unos 120.000 millones de dólares (alrededor de 105.890 millones de euros).

Los documentos muestran que el banco asesoró a familiares de dictadores, a personas implicadas en casos de corrupción en África y a gente involucrada en el comercio de armas y de los conocidos como 'diamantes de sangre'.

HSBC ha admitido los comportamientos ilegales de su rama suiza, afirmando que la misma no fue integrada totalmente tras su compra en 1999, lo que permitió que mantuviera unos estándares "significativamente más bajos".

En este sentido, el banco, el segundo más importante del mundo, ha reconocido que no tomó medidas contra la rama suiza hasta 2011. "HSBC fue dirigido en el pasado de una forma federada y las decisiones eran tomadas frecuentemente a nivel nacional", ha dicho.

El banco estuvo presidido en la citada etapa por Stephen Green, quien abandonó el cargo en 2010 para convertirse en ministro de Comercio en el Gobierno de David Cameron. Por el momento se ha negado a hacer declaraciones sobre las filtraciones.

Pese a que las autoridades fiscales de todo el mundo han tenido acceso confidencial a los documentos desde 2010, la naturaleza de la conducta de la rama suiza del HSBC no había salido a la luz hasta ahora.

HSBC hace frente a investigaciones criminales y a cargos en Francia, Bélgica, Estados Unidos y Argentina a raíz de la filtración de los documentos, si bien por el momento no se han abierto acciones legales contra el banco en Reino Unido.

HSBC, el banco de la 'lista Falciani', también fue el preferido del PP

El banco que ahora investigará Montoro concedió créditos que van desde los 3,2 millones de euros a una sociedad de la familia Rato hasta los 40,6 millones a la Terra Mítica de Zaplana. De los nueve 'clientes especiales' del banco británico que destapó la macroestafa de Gescartera, al menos, seis están vinculados al partido del Gobierno.

Público.es 11/02/2015

La salida a la luz esta semana de la información bancaria de miles de clientes del HSBC -relación conocida como lista Falciani, por ser el informático franco-italiano Hervè Falciani quien la facilitó a autoridades de varios países europeos- ha devuelto al protagonismo informativo al Hong Kong Shangai Bank (HSBC). Esta entidad financiera británica ya ocupó las portadas de los medios de comunicación españoles hace 14 años cuando se descubrió su vinculación en la macroestafa de Gescartera. Entonces, pasó a conocerse como "el banco de Gescartera" o, incluso por la cantidad de responsables del actual partido del Gobierno que aparecieron en el sumario judicial o desfilaron por la comisión de investigación parlamentaria, "el banco del PP".

Tuvo que destaparse el fraude de Gescartera en 2001 para que se conociese, por ejemplo, que Rodrigo Rato, entonces vicepresidente, ministro de Economía del Gobierno y posible sucesor al frente del PP de José María Aznar, había accedido a través de su empresa familiar Muinmo SL -cuyo capital social compartía con sus hermanos Ramón y Ángeles- a un crédito de 3,2 millones de euros, 525 millones de pesetas, el 4 de diciembre de 2000 y a pesar de las dificultades que atravesaba el imperio Rato para devolver sus créditos, tal y como publicó la revista El Siglo en 2002.

El director general del HSBC en 2001 negó haber dado "facilidades crediticias" a miembros del Gobierno Aznar o a sus familiares, pero el 'clan Rato' recibió en 2000 3,3 millones de euros

El crédito a la familia Rato está rodeado de sombras que nunca se aclararon, además de lo inexplicable de su concesión siguiendo la lógica financiera que opera para el común de los clientes de cualquier banco y que llevaron al diputado del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, entonces portavoz en la comisión parlamentaria que investigó Gescartera, a apuntar la posibilidad de que el HSBC concediera el crédito de 525 millones de pesetas a Muinmo SL "para pagar favores previos".

Cierto o no, el entonces director general del HSBC en España, Jaime Galobart, negó ante los diputados de la citada comisión (24 de septiembre de 2001) que la entidad británica concediese "facilidad crediticia" a miembros del Gobierno Aznar o a sus familiares. Rato se vio obligado a reconocer su participación en Muinmo cuando se publicó días después, aunque dijo desconocer la petición y condiciones del crédito ya que él no entraba en la gestión de Muinmo más que de forma "indirecta". Tenía el 33% de participación, aunque trató de ocultarla al Congreso ("Su señoría dice que yo no puedo tener actividades mercantiles. No las tengo. Si su señoría cree que las tengo, debe rectificar porque no las tengo", aseguró Rato en su comparecencia parlamentaria del 29 de octubre de 2001)

Aznar, Rato, Montoro, Botella, Rodríguez y Robles Fraga visitaron varias veces la sede del HSBC en Londres entre 1993 y 1996.

Galobart también aseguró a la comisión del caso Gescartera no tener "constancia" de que el HSBC hubiera financiado ningún viaje de Aznar y de otros dirigentes del PP a Londres. El director del HSBC en España hacía referencia a tres viajes a Londres: el primero de ellos los días 16, 17 y 18 de mayo de 1993 de Aznar, de Ana Botella, de Rato, de Cristóbal Montoro, de Miguel Ángel Rodríguez y de José María Robles Fraga, que visitaron la sede del Banco; el segundo, dos años más tarde, en julio de 1995, cuando fue Rato quien efectuó otra visita a la sede del HSBC, y en diciembre de 1996, cuando hizo lo mismo Cristóbal Montoro, entonces secretario de Estado de Economía, con su jefe de Gabinete.

Crédito 'blando' para la Generalitat de Zaplana

Rato y su familia no fueron los únicos en beneficiarse de la "facilidad crediticia" del HSBC. También la Sociedad Parque Temático de Alicante, SA (SPTA), de la que la Generalitat Valenciana, presidida entonces por Eduardo Zaplana, era accionista único, obtuvo del HSBC el préstamo a más bajo interés de los once que mantenía activos con diez entidades financieras. El HSBC prestó a la sociedad pública encargada de desarrollar las infraestructuras de Terra Mítica y de la Ciudad de la Luz 6.655 millones de pesetas (40,6 millones de euros) con interés euribor.

El HSBC ya cerró 138 cuentas opacas en España cuando se conoció su existencia en 2001, pero se negó a desvelar la identidad últimas de sus propietarios

A pesar del cuantioso crédito, la Generalitat Valenciana -o SPTA- no figuraba en la lista de nueve clientes especiales del HSBC facilitada a la jueza Teresa Palacios, instructora del caso Gescartera. Sí lo estaban, en cambio, los Rato y su empresa Muinmo o el Grupo Franco (propietario de Recreativos Franco, Franco Distribuciones o Informática Franco), empresa que se asoció con otra denominada Carthago, propiedad del diputado Andrés Vicente Ayala. Este parlamentario conservador participó por el PP en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre el caso Gescartera.

Asimismo, el HSBC consideró clientes especiales a Federico Fernández Roldán, consejero designado en 2014 por el actual presidente valenciano, Alberto Fabra, para el Consell Jurídic Consultiu (CJC); a Juan Carlos Gimeno Gascón, exportavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia; a Jesús Sancho Rof, exministro de UCD y exdiputado de Alianza Popular (la antigua marca del PP), o a Gonzalo Vera-Fajardo Belinchón, propuesto por el PP como consejero del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas.

Andrés Ayala, diputado del PP que participó en la comisión parlamentaria sobre Gescartera, era socio del Grupo Franco, 'cliente especial' del HSBC

Los clientes de categoría especial, según la "Política del Grupo HSBC", son cargos públicos, entre los que se encontrarían jefes o exjefes de Estado, políticos de alto cargo, funcionarios de alta categoría de partidos políticos o empresas públicas. Asimismo, entre otros, figurarían cargos militares de alta graduación y personal militar, personas vinculadas o asociadas con un cargo público que pudieran percibir fondos no claros de su procedencia, en nombre de o como resultado de su conexión con el cargo público.

138 cuentas opacas en España

Además de las nueve cuentas de clientes especiales, durante la investigación de la estafa de Gescartera se conoció la existencia de 138 cuentas opacas cuyos titulares jamás fueron revelados por el HSBC. El Hong Kong and Shanghai Banking Corporation procedió a cerrarlas rápidamente al revelar su existencia en la comisión del Congreso el entonces gobernador del Banco de España, Jaime Caruana. El saldo que el banco británico, uno de los más grandes del mundo, tenía en estas cuentas, según Caruana, ascendía a unos 80 millones de euros.

El titular formal de dichas cuentas era el Republic Bank, una filial suiza del HSBC, aunque las autoridades dijeron ignorar la identidad de los dueños últimos del dinero. Todos los indicios apuntaban a que el dinero desaparecido con el fraude de la agencia de valores se fue por ellas.

 

 


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.