Nuestro modelo de sanidad universal basando en la prevención, hacía de nuestro sistema sanitario uno de los más eficaces y a su vez uno de los de menor coste, por lo que era muy alabado en la comunidad europea. Desde que comenzó la crisis estamos viendo el desmantelamiento de los pilares del estado de bienestar, privatizando derechos fundamentales como la salud y la educación. Dentro del sector público la sanidad es unos de los sectores más perjudicados por las políticas de recortes en las que el Gobierno de la Generalitat fue pionero en aplicar en el modelo sanitario catalán desde el año 2011.

La sanidad catalana está privatizada en más de un 52%. Las empresas de sanidad concertada son las más favorecidas con las prácticas de privatización del sector sanitario, anteponiendo desde Catsalut los servicios de la sanidad privada concertada a la sanidad pública, dejando la sanidad pública para los servicios que no les son rentables a la sanidad concertada.

A pesar que los recortes en el sector comenzaron en el 2011, la mayoría de los trabajadores del sector concertado (XHUP- Xarxa de Hospitals de Us Public) llevábamos congelados desde el 2008. En el 2013 se anuncia un recorte de las tarifas de los conciertos a las empresas sanitarias de un 2,4%, esto se trasforma en un recorte en las retribuciones salariales fijas y variables de los trabajadores del sector, en un total del 10% sobre la congelación salarial del 2008. Para muchos trabajadores estos recortes no solo han sido económicos, también sociales, aplicando los recortes que mediante RD se aplicaron a la sanidad pública, viendo como nos bajan los salarios, nos aumentan la jornada de trabajo, aprovechan la reforma laboral para reducir plantillas mediante EREs, para que las empresas del sector sigan obteniendo grandes beneficios a pesar de la “crisis del sector” (Recortes).

Con un convenio de sector vencido en 2008 en ultractividad y con la maravillosa reforma laboral, en el 2013 nuestro convenio queda derogado, se nos ofrece un convenio de sector con unas condiciones sociales y económicas inferiores al 2008. Se llevó a referéndum y fue rechazado un una amplia mayoría de los trabajadores, obligándonos a negociar acuerdos a nivel de empresa y por consecuencia dejando al sector totalmente desregularizado.

Después de varios intentos de la mesa negociadora para firmar un convenio, donde tanto la patronal como sindicatos no llegaban a acuerdo, la Generalitat anuncia un aumento de las tarifas del Catsalut de un 3,6% y que esta subida ha de repercutir directamente en los salarios de los trabajadores. Nuestra sorpresa es mayúscula cuando… ¡¡¡¡TENEMOS CONVENIO DE SERTOR!!! y las condiciones son prácticamente las mismas que las rechazadas en referéndum en 2013 por la mayoría de los trabajadores. Sorpresa que el recorte del 2,4% suponga un 10% menos de retribuciones y que “nuestro 3,6%” se trasforma en la recuperación de las tablas salariales del 2008, que representa el 5% en retribución fija, las retribuciones variables sujetas a equilibrio presupuestario de las empresas (si les sobra o les da la gana) y la aplicación de todos los recortes que afectan al sector público por Reales decretos, recogidos para su aplicación en este convenio de sanidad privada/concertada ( RD de no aplicación a empresas privadas, algunos ganados mediante de proceso judicial). No se contempla aumento salarial del IPC, pues dependemos de los presupuestos del estado (como si fuésemos socios de la empresa para socializar las perdidas).

Este I Convenio del SISCAT (Sistema Integrado Sanitario Catalán) los más perjudicados son el grupo profesional de auxiliares de enfermería y categorías inferiores, porque independientemente de que la recuperación de las tablas salariales del 2008 son para todos los profesionales sin excepción, los profesionales del grupo 1 además del 5%, parte de su retribución en variables pasará a fija en concepto de plus convenio (2000 euros anuales). Para los profesionales enfermeros/as además del 5%, se equipararán sus retribuciones salariales de atención primaria con los/as de atención hospitalaria.

Las categorías del 3 al 7 (auxiliares y resto de categorías) a pesar de que los ratios de personal sean la mínima expresión, suponen el 80% del volumen total de trabajadores del sector. Para estas categorías solo se les reconoce la recuperación del 5% descontado con anterioridad, recuperando retribuciones fijas del año 2008. Uno de los recortes sociales y también económicos es la aplicación del RD sobre IT, siendo estas categorías las que acusan más bajas laborales y por tanto más perjudicadas. Ahora aparte de repercutir en su salud también les costará dinero.

Este convenio abre una brecha salarial entre las categorías inferiores difícil de salvar, infravalorando a profesionales imprescindibles dentro del ámbito sanitario para una asistencia sanitaria de calidad.

Gerardo Díaz Ferrán:

“Las empresas públicas que existen lo que tienen que hacer es privatizarse”, 7 de junio de 2007

“Los empresarios no somos culpables de la crisis, hemos creado riqueza”, 14 de junio de 2009

“Una reforma laboral profunda y global calmará a los mercados”, 6 de junio de 2010

“Hay que trabajar más y ganar menos para salir de la crisis”, 15 de octubre de 2010

Después de privatizaciones públicas, reformas laborales profundas, trabajando más y ganando menos, seguimos sin ver la riqueza y seguimos sufriendo la crisis los mismos.

Aunque no será posible estar con vosotros en Madrid el próximo día 20, desde aquí tenéis todo nuestro apoyo.

SALUT I FEINA

Isabel Zamora Barrero - Trabajadora de sanidad concertada


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.