El 14 de enero de 2019 se publicaba una entrevista en nuevatribuna.es realizada a Carlos Gutiérrez Calderón, secretario confederal de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO.
En ella se describen las condiciones de sobreexplotación y precariedad laboral que, entre otros colectivos, sufrimos la juventud y se explica como CCOO pretende combatirla.

Se proponen medidas regulacionistas que realmente no solucionan ningún problema y contribuyen a legalizar la explotación y precariedad a la que se nos somete a la mayoría de la juventud.

El “estatuto del becario” y las prácticas no laborales

Las prácticas no laborales son una de las principales causas de la precariedad laboral. Tras varias regulaciones, la última novedad es la aprobación de la obligación de cotizar a la Seguridad Social por todas las prácticas no laborales (becas), tanto si son remuneradas como si no, ya sean curriculares (dentro del itinerario formativo) o extracurriculares (fuera del itinerario formativo).

Aunque esta medida es posible que permita poder cuantificar la cantidad real de becarios que existimos, no aborda los problemas fundamentales que se dan en los centros de trabajo. Seguiremos siendo utilizados para encubrir puestos de trabajo, no garantiza que se nos dé realmente de alta, las remuneraciones seguirán siendo ridículas, la inestabilidad e inseguridad seguirán dominando en las condiciones laborales y el paro seguirá siendo una de las principales lacras que condiciona la vida de los jóvenes trabajadores.

Ante esto, el secretario de Jóvenes CCOO propone para garantizar unas condiciones laborales mínimas, dotar de recursos a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) y reformar la normativa, derogando las prácticas no laborales extracurriculares y estableciendo un “estatuto del becario y su vinculación a un programa formativo en las prácticas curriculares. Esto, en la práctica, supone legalizar un fraude que siempre encubre puestos de trabajo, fomenta la temporalidad, los bajos salarios y la ausencia de derechos sindicales.

Ya existen contratos laborales formativos (en prácticas y para la formación y el aprendizaje) que, en su día, fueron justificados de la misma forma que se justifica la regulación de las prácticas no laborales. La realidad es que, tras un periodo indefinido de prácticas no laborales, cuando hay suerte, se llega a un periodo de contrato laboral en prácticas, pasando a la contratación por ETT y, finalmente, a plantilla. 
¿Para qué legalizar situaciones laborales precarias? ¡Hay que suprimir todas las prácticas no laborales por contratos formativos y exigir su conversión a indefinidos una vez finalizados!

Precariedad laboral: fraude, parcialidad y temporalidad

En la entrevista se dan datos muy significativos, como la temporalidad del 60% o la parcialidad del 25 % entre la juventud. Además, se menciona la feminización de esta situación y la existencia de las figuras, cada vez más extendidas, del “falso autónomo” y el “falso becario”.

Las soluciones que plantea CCOO son, en resumen, ¡la modificación de algunos aspectos de las contrarreformas laborales y dotar de recursos a la ITSS!
¿Qué pasa con la firma de convenios que legitiman el trabajo en domingos y festivos? ¿Qué pasa con los acuerdos en empresas y administraciones públicas para externalizar y privatizar servicios? ¿Qué pasa con el acuerdo de la falsa estabilización del empleo público? ¿Qué pasa con la firma de EREs para contratar a las mismas personas en calidad de autónomas, como en Telefónica?
La bancarrota de la estrategia sindical defendida por CCOO y UGT, queda en evidencia de forma escandalosa.

Emancipación de la juventud y bajos salarios

Recientemente, CCOO ha presentado el informe #GeneraciónMÓVIL, de donde se desprende lo que todo el mundo sabemos: la situación de la juventud se caracteriza por la precariedad.
En la entrevista, este dirigente de CCOO, denuncia los bajos salarios, la inestabilidad, la imposibilidad de conciliación de la vida personal, laboral y familiar, así como la dificultad de acceso a una vivienda.
Sin embargo, las soluciones planteadas se resumen en una: que la patronal se avenga a pactar con las direcciones sindicales una subida salarial y que esta cumpla con los acuerdos.

La educación y la formación profesional

El secretario de Juventud de CCOO dice, literalmente, que la FP “… debe implicar la colaboración de los centros con el entorno productivo, especialmente con aquellas empresas comprometidas con el desarrollo local y la formación de la juventud que puedan cooperar con la formación en centros de trabajo y, en su caso, con la modalidad de formación dual realizada a través del contrato de formación y aprendizaje”. 
Con este planteamiento CCOO da carta blanca a supeditar la FP a los intereses empresariales y extiende la alfombra para su privatización.

¿A qué se refiere el compañero con la colaboración con el entorno productivo? Se refiere a la intervención de las empresas privadas, generalmente multinacionales, en el sistema educativo y de formación profesional, es decir, su privatización. Esto significa que, por encima de las necesidades de la sociedad, se impondrían los intereses económicos y empresariales de un puñado de empresarios. ¡Precisamente defienden la implantación de todo aquello a lo que nos hemos opuesto con las movilizaciones de la Marea Verde contra la LOMCE, los recortes educativos, el Plan Bolonia o el 3+2, entre otras contrarreformas educativas!

Por otro lado, se hace referencia a la necesidad de invertir en los centros de formación del profesorado y en la ampliación de la oferta formativa a la par que se critican los recortes.
Esta última cuestión, pone en evidencia uno de los elementos más contradictorios en la práctica sindical de los actuales dirigentes de CCOO.

Mientras en la propaganda CCOO defiende la enseñanza pública, el FOREM (fundación formativa de CCOO), recibe cuantiosas subvenciones para impartir cursos de formación profesional y es este organismo perteneciente al sindicato el que imparte el certificado de profesionalidad de “docencia de la formación profesional para el empleo”.

Además el sindicato ofrece descuentos a los afiliados en algunas academias y centros de formación privados.
Hay que defender de verdad, en primer lugar con el ejemplo, la enseñanza pública en todos los ámbitos.

La situación de la mujer

El compañero denuncia en la entrevista la situación de las mujeres jóvenes, sometidas, “injustamente, a una doble carga: ser joven y mujer”. Detrás de la fraseología empleada obvia las grandes diferencias que existen entre la opresión que sufre la mujer trabajadora, especialmente si es joven o inmigrante, y la situación de la mujer burguesa y rica.
 
Mientras la mujer trabajadora tiene que lidiar con todos los problemas a que nos enfrentamos la clase trabajadora y los problemas relativos al machismo y la sociedad patriarcal, la mujer burguesa y rica, en el peor de los casos solo lidiará con estos últimos y contribuirá, muy probablemente, a generar los primeros.

¡Por un sindicalismo combativo, de clase, democrático y asambleario!

La afiliación de los jóvenes a CCOO es mínima y el descrédito del sindicato entre los trabajadores en general y los jóvenes en particular, alcanza niveles históricos. La explicación está en la nefasta política sindical que la dirección sindical viene aplicando desde hace mucho tiempo. 
Necesitamos una política sindical de clase, que combata los problemas de la precariedad atacando sus raíces. La regulación de las prácticas no laborales, solo contribuye a regular la precariedad y hacer de ella una condición crónica en nuestras vidas.

CCOO y UGT deben romper definitivamente con la política de paz social, de renunciar a la lucha y aceptar recortes. Los jóvenes, por nuestra parte nos debemos inspirar en el ejemplo, entre otros, de los trabajadores de Amazon, que organizándose en asamblea, impulsando la movilización desde ellas, organizan la lucha de forma contundente, rompiendo, con su iniciativa y su fuerza, la política de pactos y de aceptación de retrocesos practicada por los sindicatos.
Siguiendo este ejemplo, transformaremos las organizaciones sindicales y las recuperaremos como instrumentos de lucha, o construiremos otras nuevas si las ya existentes se muestran incapaces.
Solo con la lucha podremos construir un futuro digno para la juventud y toda la clase obrera.


banner altsasu

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo