Las trabajadoras obligan a la empresa a no aplicar ningún despido por baja médica justificada

Las trabajadoras de la limpieza del hospital Dr. Josep Trueta de Girona han conseguido una victoria histórica al obligar a la empresa Óptima Grup, concesionaria del servicio, a comprometerse por escrito a no aplicar el artículo 52d. del Estatuto de los Trabajadores. Este artículo, tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) del pasado 29 de octubre da luz verde al despido de trabajadores que acumulen bajas de forma intermitente (hasta un 20% de las jornadas en dos meses), aunque sean justificadas por un médico.

Esta victoria tiene más valor por producirse en medio de una auténtica “cascada de despidos” como reconocía el pasado 15 de diciembre El País en un artículo, con decenas de empresas utilizando la sentencia del TC para ejecutar despidos a lo largo y ancho de todo el Estado. Mediante el acuerdo arrancado por las trabajadoras de la limpieza del Trueta a Óptima Grup la empresa, además de comprometerse a no aplicar el 52d mientras mantenga la concesión de la limpieza del hospital Trueta se ha visto obligada a ceder en otras reivindicaciones clave y abrir una mesa de negociación sobre las restantes.

Este logro no ha caído del cielo. Ha sido el resultado del plan de lucha claro y decidido aprobado por la asamblea a propuesta de las delegadas de CGT en el Comité de Empresa y con el apoyo también de las delegadas de CCOO. Desde que Optima Grup se hizo con la gestión de la limpieza del hospital, a comienzos de 2019, se han ido acumulando los mismos problemas que sufrimos los trabajadores y trabajadoras en otras muchas empresas, provocando un descontento cada vez mayor en la plantilla. La empresa ha dejado de pagar a las trabajadoras hasta dos nóminas, a muchas compañeras no les paga el plus de nocturnidad ni el de antigüedad, llama a trabajadoras a sus domicilios cuando se encuentran de baja por enfermedad, falta material para la limpieza y el que dan no es de calidad. Además, obligan a las compañeras a limpiar con bayetas sucias, incumplen los días de permiso por enfermedad de un familiar, aplican contratos en fraude de Ley y muchas trabajadoras habían sido reprimidas con sanciones injustificadas de diez días de empleo y sueldo.

La gota que colmó el vaso fue EL DESPIDO DE UNA COMPAÑERA POR ESTAR 18 DÍAS DE BAJA MÉDICA JUSTIFICADA, atropello avalado por la ya comentada sentencia del Tribunal Constitucional del 29 de octubre.

La lucha sirve: El plan de huelga votado por las trabajadoras en asamblea hace retroceder a la empresa

Inmediatamente desde CGT, junto con CCOO servicios propusimos la convocatoria de una asamblea de trabajadoras en cada uno de los turnos para discutir un plan de lucha que enviase un mensaje de fuerza a la empresa y pusiese freno a esta situación. La asistencia a cada una de las asambleas celebradas fue de más del 90% de las compañeras, demostrando que cuando se plantea un plan de lucha claro los trabajadores responden masivamente. En esas asambleas se apoyó unánimemente el planteamiento realizado por el Comité de dar un ultimátum a la empresa para que readmitiera a la compañera despedida, levantara todas las sanciones y se comprometiera a no ejecutar ningún despido con bajas médicas justificadas.

De no ceder a estas reivindicaciones, comenzarían varias jornadas de huelga. Además, se aprobó elaborar una hoja informativa para repartir masivamente al resto de trabajadores del hospital y usuarios denunciando la situación y llamándoles a apoyar la huelga. Una vez conocidas estas decisiones de la asamblea de trabajadoras, la empresa –que hasta entonces se había negado a negociar- llamó al comité de huelga a una reunión. Tras intentar varias maniobras, la decisión mostrada por las compañeras y compañeros presentes de no moverse ni un milímetro de lo aprobado por las trabajadoras en asamblea y llevar adelante la huelga si no se aceptaban las reivindicaciones, fue clave para que la empresa tuviese que retroceder en los tres puntos planteados como condiciones previas. Finalmente, la compañera despedida eligió cobrar su indemnización y buscar otro empleo pero el acuerdo recogiendo por escrito el levantamiento de las sanciones y el compromiso de no aplicar la sentencia del TC fue aprobado de forma unánime y con gran entusiasmo en una nueva asamblea.

Esta victoria debe servir para continuar la lucha por el resto de reivindicaciones planteadas en el Trueta con estos mismos métodos y convertirse además, en punto de referencia para otras contratas de Óptima Grup, exigiendo la extensión del compromiso de no aplicar el 52d al resto de trabajadores del grupo, así como para otros colectivos de trabajadores. Trabajadoras y trabajadores de empresas más grandes de Girona, como Nestlé y otras, han visto en esta lucha un ejemplo de cómo hacer frente a los ataques que estamos sufriendo. La victoria alcanzada por las compañeras de Óptima Grup del Hospital Trueta demuestra la efectividad del sindicalismo de lucha, basado en las asambleas y la toma de todas las decisiones por los trabajadores, que defendemos desde Sindicalistas de Izquierda e Izquierda Revolucionaria, frente al sindicalismo de moqueta, desmovilización y pactos que vienen aplicando las direcciones confederales de CCOO y UGT.


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.