A todos los trabajadores de Osakidetza (Sanidad pública vasca):

Estamos viviendo un momento con consecuencias históricas para la época actual. La crisis del coronavirus ha supuesto un antes y un después. En un primer impacto puede suponer la muerte de miles de pacientes en el mundo, y la aplastante mayoría de ellas van a ocurrir por la falta de recursos sanitarios. Además, se avecinan miles de despidos, cierre de empresas, depresión global de la economía.

La sanidad pública se desborda. Los trabajadores del sistema sanitario, tanto en Euskadi como en el resto de los territorios, estamos acudiendo a trabajar en condiciones precarias que suponen un peligro para nuestra salud y la salud pública. Trascurridos varios días desde la activación de la alerta sanitaria, muchos aún no disponemos de guantes, mascarillas o geles para protegernos del contagio. A ello se suma el colapso de la atención telefónica, viéndonos en la necesidad de utilizar nuestros teléfonos personales para comunicarnos con los pacientes.
Toda esta situación pone en evidencia la necesidad de una red única del sistema sanitario público de calidad. Sin embargo, tras años de recortes en sanidad pública y aumento de la financiación de la privada, el resultado es deplorable. Las políticas tanto del Gobierno vasco del PNV-PSE, como el Gobierno central, han fomentado durante décadas el negocio sanitario, y con la pandemia se pone de relieve más que nunca que estas políticas no garantizan nuestra salud y nuestras vidas.

A nivel estatal, de forma bochornosa, el presidente apela a la responsabilidad individual con esta crisis para evitar los contagios, pero no pone ni los medios más básicos para el diagnóstico efectivo a tiempo. Por otro lado, también apela a la responsabilidad de los principales beneficiarios del Estado, la banca y los grandes empresarios para que amablemente vuelvan a contratar a los miles de trabajadores que van a ser despedidos gracias a las medidas que se han tomado y se ha decretado que las empresas dejen de pagar las cuotas a la seguridad social mientras dure la crisis. Los principales dirigentes sindicales, a nivel estatal pero también la mayoría sindical vasca, deben rechazar el chantaje de la patronal que abre la puerta a aplicar recortes de una magnitud sin precedentes y ataques a las condiciones de vida más básicas de las familias trabajadoras. Los que trabajamos en el ámbito sanitario conocemos lo que esto puede suponer: peor alimentación, peor higiene, mayor expansión vírica.

El mismo lunes 16, se disminuyó la frecuencia de transporte público, lo cual supuso un hacinamiento de personas obligadas a ir a trabajar y una extensión, seguro mayor, de la pandemia. El día siguiente debido a la presión social tuvieron que retroceder y volver a la frecuencia habitual de las líneas.

Se están concentrando a los pacientes en polideportivos, además de hoteles, etc, mientras unidades y plantas enteras de hospitales están cerradas por los recortes y la privatización. Hay que anteponer los intereses generales de la ciudadanía a los de unos pocos, así como que se pongan los recursos de la sanidad privada a disposición de la pública, y es fundamental que se garantice que ningún empresario se lucre con este contexto y se asegure el salario íntegro para trabajadores de la sanidad pública y privada. Los trabajadores no tenemos porqué pagar el coste de esta crisis.

Hacemos mediante este escrito un llamado a la difusión por las redes. Frente a esta crisis viral, viralicemos a nuestras compañeras y compañeros. Organizados somos más fuertes y seguro que detendremos mejor que nuestros gobernantes esta crisis. La población nos aplaude en reconocimiento a nuestra incansable labor. Es momento de estar a la altura y organizar una respuesta colectiva. Por eso te animamos a que difundas en tu centro y con tus contactos este manifiesto y aportes tus ideas, preguntas, comentarios, vídeos con los que difundir tu experiencia personal en tu centro, etc. Queremos organizarnos en comités en todos los centros y coordinarnos entre todos para exigir como profesionales sanitarios a las instituciones públicas todas las medidas necesarias frente a los intereses económicos privados. Aportamos para ello el siguiente correo electrónico para poder ponernos en contacto:


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.