El pasado 18 de septiembre el Ayuntamiento de Gijón aprobaba, con los votos a favor PSOE e IU que forman el Gobierno municipal,  unos nuevos  pliegos de condiciones para sacar nuevamente a concurso el servicio, es decir, mantenerlo privatizado. Con nocturnidad y alevosía, y a espaldas de las trabajadoras, respondían así a las justas reivindicaciones de la plantilla en lucha  por la remunicipalización del servicio.

El pasado 18 de septiembre el Ayuntamiento de Gijón aprobaba, con los votos a favor PSOE e IU que forman el Gobierno municipal,  unos nuevos  pliegos de condiciones para sacar nuevamente a concurso el servicio, es decir, mantenerlo privatizado. Con nocturnidad y alevosía, y a espaldas de las trabajadoras, respondían así a las justas reivindicaciones de la plantilla en lucha  por la remunicipalización del servicio.

Basta ya de hacer negocio con nuestros derechos

Durante 30 años las trabajadoras del SAD, un 98% mujeres, han cuidado a una población vulnerable y, entre otras cosas, han hecho posible que otras mujeres trabajadoras hayan podido realizar su proyecto profesional y deshacerse de las ligaduras con las que  este sistema capitalista y patriarcal ata a las mujeres a los cuidados familiares. Además este colectivo ha  desarrollado una lucha ejemplar en defensa de la remunicipalización del servicio, la única manera de mejorar la calidad del mismo y  atajar la sangrante precariedad  y el maltrato que sufren por parte de las empresas privadas que hacen de nuestros derechos un gran negocio.

En este caso se trata de la empresa Aralia, uno de los principales consorcios  privados de servicios sociales, cuyo propietario es Jose Luis Ulibarri, imputado en la trama Gürtel, Enredadera y Púnica .

Esta empresa es adjudicataria de un sin fin de contratos a lo largo y ancho de todo el Estado. Entre otras cosas posee residencias geriátricas con 16.000 ancianos  a su cargo y ha sido denunciada infinidad de veces por familiares y trabajadores por la suciedad en las instalaciones, falta de personal, alimentación infrahumana (el famoso presentador Chicote denunció en uno de sus programas la alimentación de 75 personas con 9 calabacines en una de estas residencias en Madrid) no haber comunicado incidencias con el COVID y un larguísimo etcétera de infracciones y delitos.

Las trabajadoras del SAD Gijón, así como los y las usuarias del servicio, forman parte de esta inmensa  lista de damnificados por el afán de lucro y rapiña de este empresario ante la inacción de las administraciones públicas.

Un ayuntamiento de “izquierdas” y “feminista” haciendo políticas machistas y de derechas

El  Ayuntamiento de Gijón ha mantenido a Aralia al frente del servicio ignorando completamente las denuncias de las trabajadoras por incumplimiento sistemático del convenio, retrasos en los pagos a las trabajadoras, falta de material de protección sanitario frente al COVID y los consiguientes contagios entre trabajadoras y usuarios.  Ahora que este contrato finaliza, lejos de proceder  a la remunicipalización del mismo da una vuelta de tuerca y refuerza  la privatización y la precariedad.

Estos pliegos parten la ciudad en 3 lotes completamente arbitrarios, agrupando barrios lejanos entre sí, lo que dificulta la coordinación y el trabajo diario y hace que las trabajadoras tengan que recorrer distancias aún más largas entre un servicio y otro. Fragmentan en tres a la plantilla debilitando su capacidad organizativa y de defensa abriendo además la puerta a que ya no sea una, sino hasta tres las empresas privadas que puedan optar al concurso y establecer distintas condiciones laborales entre trabajadoras. Además se eliminan conquistas suprimiendo el obligado cumplimiento de:

  • El descanso de 30 minutos en jornadas iguales o superiores a 6 horas.
  • Un plus de 20 euros mensuales para las trabajadoras que ponen su coche a disposición de la empresa.
  • Un coche de sustitución en caso de avería o accidente para aquellas trabajadoras que ponen su vehículo a disposición de la empresa.
  • Los pluses para las trabajadoras de fin de semana.
  • La paga de calidad cada 6 meses (condicionada a que no haya quejas del servicio superiores al 3%).

 

La solución es la remunicipalización

Es inadmisible que un ayuntamiento gobernado por la izquierda, al frente del cual está una mujer, la socialista Ana González, que un día sí y otro también hace gala de un supuesto feminismo mantenga, en los hechos, la explotación laboral y el maltrato institucional más infame contra las trabajadoras del SAD Gijón y las familias beneficiarias, víctimas directas del empeoramiento del servicio en manos privadas.

Un ayuntamiento de izquierdas haciendo políticas de derechas, eso es lo que significa mantener privatizado el SAD, convertir el feminismo en una pose de cara a la galería que entra en total contradicción con los hechos.

Hay muchas formas de maltrato y  de machismo, y este es un maltrato machista institucional a un colectivo que viene arrastrando precariedad  y al que, más allá de palmaditas en la espalda, no se le reconocen las enfermedades profesionales específicas, no se le realizan evaluaciones de prevención de riesgos laborales porque ni siquiera se les reconoce como lugar de trabajo los domicilios; tampoco  tienen epígrafe reductor de la edad de jubilación a pesar de que muchas compañeras se ven obligadas a salir por puertas laterales antes de lograr su jubilación puesto que su herramienta de trabajo son sus cuerpos que acaban destrozados prematuramente.

No hay excusa que valga, el Ayuntamiento de Gijón tiene que rectificar  inmediatamente retirando estos pliegos privatizadores y precarizadores y remunicipalizar el servicio. Ya está bien de discursos el 8 de marzo y maltrato a las mujeres trabajadoras y sus familias todo el año. El feminismo y la defensa de los trabajos de cuidados dignos se defienden en los hechos, con un servicio público de calidad para los y las usuarias y buenas condiciones laborales para sus trabajadoras.

¡El SAD no se vende, el SAD se defiende!

 

ENVÍA LA SIGUIENTE RESOLUCIÓN:

A la atención de:
Ana González, alcaldesa de Gijón 
Concejala Delegada de Hacienda, organización municipal y personal del Ayto de Gijón 
Concejalía de Bienestar Social
Aurelio Martín, concejal de IU 
IU Gijón
PSOE Gijón 

 

Retirada de los pliegos privatizadores y precarizadores del Servicio de Ayuda a Domicilio de Gijón y remunicipalización  ¡Ya!

El pasado 18 de septiembre el Ayuntamiento de Gijón, gobernado por  PSOE e IU,  aprobaba  los nuevos pliegos de condiciones para sacar  nuevamente a concurso público el servicio el próximo mes de diciembre, cuando finaliza el contrato con la empresa privada que actualmente  lo explota, Aralia.

Durante años  las trabajadoras del SAD, un 98% mujeres, han  desarrollado una lucha ejemplar en defensa de la remunicipalización del servicio, la única manera de mejorar la calidad del mismo y atajar la sangrante precariedad y el maltrato que sufren por parte de las empresas privadas que hacen de nuestros derechos un gran negocio.

El Ayuntamiento de Gijón ha ignorado a las trabajadoras manteniendo el maltrato que sufren por parte de Aralia (incumplimiento del convenio, retrasos en los pagos y un largo etcétera), especialmente desde el estallido de la pandemia sin la dotación de protección necesaria, lo que ha dado lugar a múltiples contagios de trabajadoras y usuarios. Ahora que finaliza el contrato, en vez de remunicipalizar el Ayuntamiento saca unos  pliegos que, entre otras cosas, dividen el servicio y a la plantilla, en tres lotes para sacarlos a “concurso” al mejor postor, permitiendo que ya no sea solo una, sino hasta tres  las empresas privadas  que se lucren.  Por si esto fuera poco eliminan el carácter de obligado cumplimiento de los descansos, las pagas y pluses que permiten completar unas nóminas de miseria y otros muchos derechos que han sido conquistados con mucha lucha.

Es inadmisible que un ayuntamiento gobernado por la izquierda, al frente del cual está una mujer, la socialista Ana González, que un día sí y otro también hace gala de su supuesto feminismo mantenga, en los hechos, la explotación patriarcal y el maltrato institucional más infame contra las trabajadoras del SAD Gijón y las familias beneficiarias, víctimas directas del empeoramiento del servicio en manos privadas.

Por todos estos motivos, los abajo firmantes exigimos al Ayuntamiento de Gijón, PSOE-IU, una rectificación inmediata, la retirada  de estos pliegos privatizadores y precarizadores y la remunicipalización del servicio. Ya está bien de discursos el 8 de marzo y maltrato a las mujeres trabajadoras y sus familias todo el año. El feminismo y los cuidados se defienden en los hechos, con un servicio público de calidad para los y las usuarias y buenas condiciones laborales para sus trabajadoras.


captcha


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.