Manifestación 10h desde Airbus Puerto Real

¡Nacionalización para mantener todos los empleos!
¡Contra el desmantelamiento de la industria, el paro y la precariedad laboral!

El 25 de mayo trabajadores y trabajadoras de la factoría de Airbus Puerto Real, unitariamente y en pie de igualdad tanto los de la empresa principal como los de las subcontratas, aprobaron en asamblea y por unanimidad el llamamiento a una HUELGA GENERAL en la provincia de Cádiz contra el cierre de la factoría y la destrucción del empleo. Ante este llamamiento, CGT ha convocado huelga general en toda la provincia de Cádiz para el día 18 de junio.

¡Basta de cierres y despidos que solo traen paro y miseria!

El cierre de la factoría no es solo un problema de los directamente afectados sino de toda la clase trabajadora y la juventud de Cádiz. Por eso animamos a todos los trabajadores, trabajadoras y jóvenes a secundar esta huelga y a participar en los piquetes y acciones para extender la lucha, así como en la manifestación del 18 de junio.

Airbus, con la vergonzosa colaboración de los dirigentes de CCOO y UGT, y con la complicidad del Gobierno, que es accionista de la multinacional, intenta imponer el cierre de la factoría prometiendo a la plantilla de Airbus Puerto Real que no se perderán puestos de trabajo porque habrá traslados a otras factorías de Airbus en Cádiz, Sevilla o Getafe. Argumentos que hemos oído mil veces antes, y que sólo sirven para ocultar la realidad.

Desde la reconversión de los astilleros en los años 80 hasta el día de hoy, desde Delphi a Visteon, cada oleada de cierre de empresas ha venido acompañada de falsas promesas de reindustrialización y planes de inversión en nuestra provincia… ¡Todo mentira! Lo único que esta política nos ha dejado en Cádiz es una tasa de paro del 27,05%, la segunda más alta del Estado.

No podemos aceptar que se destruyan puestos de trabajo en una industria ya de por si en mínimos, a cambio de la zanahoria de prejubilaciones e indemnizaciones. Este tipo de acuerdos que firman con los ojos cerrados los dirigentes de CCOO y UGT pueden venirle bien a una pequeña parte de las trabajadoras y trabajadores de las empresas principales, pero arrojan a la miseria a miles de compañeros y compañeras de subcontratas, bolsa de empleo e industrias auxiliares y proveedores, y dejan sin futuro a nuestra juventud.

Los dirigentes de CCOO y UGT maniobran para boicotear la lucha que hemos emprendido. Frente a sus maniobras, realizadas a espaldas de la clase trabajadora, debemos mantener y extender las asambleas unitarias donde todos los trabajadores y trabajadoras, sin distinción entre principal y subcontratas, decidamos democrática y libremente qué acciones emprenderemos para defender nuestro pan y el de nuestras familias. ¡Las decisiones de la asamblea tiene que ser respetadas por todos los sindicatos!

Sí hay alternativa, ¡la nacionalización de las empresas bajo el control de las y los trabajadores!

Las empresas tratan de justificar sus planes alegando causas económicas, falta de rentabilidad de los centros o supuestas pérdidas. Todo es mentira.

Airbus ha amasado beneficios millonarios durante años y lo sigue haciendo. Igualmente se puede decir de la naval y de otras empresas del sector. La cuestión aquí es que no produce para satisfacer las necesidades sociales que existen, y son muchas, sino para llenar los bolsillos de los accionistas y directivos. Por eso cierran empresas y las deslocalizan.

La multinacional es una fuente de negocios para miles de grandes empresas que obtienen lucrativos contratos fruto de la participación estatal en esta empresa, y que ahora además van a hacer su agosto con los esperados fondos europeos. ¡Sí que hay dinero, pero solo para que se forren los de siempre!

No podemos consentir el cierre de Airbus en Puerto Real, no podemos aceptar más pobreza. Debemos exigir su nacionalización inmediata bajo control de las y los trabajadores, manteniendo todas sus capacidades productivas y poniéndola a funcionar en beneficio de toda la sociedad. Así garantizaremos todos los empleos. ¡El bien social debe estar por encima del lucro privado!

¡Hay que poner en pie de guerra a toda la provincia!

Desde el inicio de la lucha, los trabajadores, activistas y jóvenes de Sindicalistas de Izquierda, Izquierda Revolucionaria y el Sindicato de Estudiantes hemos defendido la necesidad de extender la lucha e implicar al conjunto de la clase trabajadora y la juventud gaditana. La huelga del 18 de junio es una gran conquista y una oportunidad. Ahora, como ya han hecho los compañeros y compañeras de Airbus Puerto Real y algunas auxiliares, es necesario organizar asambleas unitarias en los principales centros de trabajo para debatir, aprobar y preparar la huelga.

Organizar en todas las localidades, polígonos y barrios, Comités de Extensión de la Huelga ayudará a que los compañeros y compañeras de empresas pequeñas, con contratos precarios o trabajando en negro, puedan participar en la huelga y plantear sus propias demandas y reivindicaciones.

Debemos también constituir un comité de coordinación de la huelga con representantes democráticamente elegidos en todas las empresas para hacerla crecer e implicar a toda la población.

La lucha es el único camino para impedir el cierre de Airbus Puerto Real, defender el empleo y frenar la permanente reconversión industrial que asola la provincia de Cádiz.

¡Todos y todas a la huelga general el 18 de junio y a la manifestación!


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.