Entre los próximos 2 y 9 de julio vamos a celebrar asambleas de trabajadores en las puertas de las factorías de Navantia en la bahía de Cádiz.

La situación ha llegado a un punto límite. Las empresas, tanto la principal como las auxiliares incumplen sistemáticamente el convenio y la falta de carga de trabajo sigue siendo la espada de Damocles que pende sobre la cabeza de miles de familias trabajadoras en esta zona tan castigada por el desempleo y la desindustrialización.

Por si esto no fuera suficiente en estos momentos en el que el virus Cobid-19 sigue estando muy presente y crece el peligro de rebrote, los trabajadores continuamos expuestos a infectarnos y a contagiar a nuestras familias.

Como hemos denunciado en numerosas ocasiones, entre lo estipulado en el protocolo de seguridad y salud laboral para la reanudación de la actividad de Navantia, y cómo estamos realizando realmente nuestro trabajo hay un abismo. Las empresas, tanto la principal como las auxiliares, no están dedicando, ni tienen intención de hacerlo, a no ser que los trabajadores presionemos, los recursos necesarios para que los protocolos se cumplan.

Ha llegado el momento de decir basta. Estas asambleas deben servir para discutir y aprobar un plan concreto de lucha contundente, que debe incluir la paralización de la producción. Este es el único lenguaje que entienden las empresas. ¡Que los trabajadores tengamos que recurrir a la movilización y la huelga es responsabilidad única y exclusivamente de la empresa!

Huir de la confrontación no fortalece al movimiento obrero, sino que lo debilita. Y es bien sabido que la debilidad invita a la agresión, como demuestra la sanción a Ricardo Sierra, de UGT en la factoría de Navantia-Cádiz.

Todos sabemos las condiciones en las que trabajamos. Conocemos la falta de seguridad, los incumplimientos de los acuerdos por parte de los empresarios y la dirección de Navantia, el futuro incierto por la falta de carga de trabajo, etc.

Ahora de lo que se trata es de concretar la forma en que vamos a obligar a las empresas a asegurar la carga de trabajo, a cumplir con el convenio y a que inviertan en medidas para garantizar nuestra seguridad.

¡Todos a las asambleas! ¡Aprobemos un plan de movilizaciones contundente! ¡La lucha es el único camino!

 


Denuncias de Clase

ENLACES

link IR

link SE

link LyC

materiales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.